GRUPO HEUREMA. EDUCACIÓN SECUNDARIA

ENSEÑANZA DE LA FÍSICA Y LA QUÍMICA

sección: PERSONAJES OLVIDADOS DE LA FÍSICA Y LA QUÍMICA
para imprimir(pdf)
volver a inicio

Margaret, dama de la Reina

 

Margaret Cavendish, la escritora que sin saber física escribió 10 libros de física en el siglo XVII

Margaret Lucas Cavendish, nació en 1923, en Colchester (Inglaterra). Era la hija mayor entre 8 hermanos  de  Thomas Lucas y Elizabeth Leighton, familia aristocrática ligada a la casa real de la época.

 

Su padre falleció cuando tenía 2 años, quedando su madre para criar a Margaret y sus 7 hermanos. Sin formación específica, todo lo aprendió a los libros de las bibliotecas privadas que frecuentaba.

 

En 1640, estalla la guerra civil en Inglaterra, su rey Carlos I, se exila a Oxford,y Margaret y una hermana, también lo hacen. Cuatro años después, los reyes tienen que escapar a Francia, y como Margaret había nombrada dama de la reina Enriqueta María, hermana de Luis XIV, también lo hace, y debe separarse de su hermana, por primera vez.

 

En París conoce a William Cavendish, marqués de Newcastle, 31 años mayor que ella, con el que se casa en 1645. Viven en Rotterdam y Amberes [1] . En Amberes entre en la sociedad llamada “Circulo de Newcastle”, formada por científicos y filósofos exilados como Hobbes, Descartes, Gassendi, aprendiendo filosofía mecánica y atomismo.

 

Margaret en 1644

 

Margaret de vuelta en Inglaterra

En 1651, se traslada con su cuñado a Inglaterra, al objeto de vender unas tierras de su marido. Allí comenzará a escribir sus primeros libros: “Poems and Fancies y Philosophical Fancies”.

 

En 1655, escribe su primera obra científica: “Philosophical and Physical Opinions”, en la que variabilidad de  la naturaleza y sus posibilidades de estudio.

 

En 1660, se restaura la monarquía, y la aristocracia regresa a Inglaterra. El marqués de Newcastle, es “ascendido” a duque, y Margaret a partir de entonces será la duquesa de Newcastle, título con el que firmará todos sus libros.

 

 

 

El matrimonio Cavendish

Como se observará, Margaret Cavendish, firmaba sus libros como duquesa de Newcastle y hacía ostentación de ello, como de su figura desaliñada [2] y comportamiento nada en consonancia con  su supuesta nobleza, comportamiento que le valió el sobre nombre de “Mad Madge”. Fue la primera en denunciar el comportamiento machista de su época [3] .

 

Segundo libro de Margaret

 

El mejor libro de Margaret Cavendish. La primera novela de ciencia ficción

 

Otro texto de Física de Margaret

En 1663 publica “Philosophical and physical opinions”, texto que generó múltiples controversias [4]

En 1664, escribe Philosophical Letters, texto de física en el que presenta y relaciona las ideas de Descartes, Van Helmont y Boyle con la filosofía de Hobbes.

En 1666, escribe la primera novela de ciencia y ficción: “New Blazing World”, en la que describe un viaje al centro de la Tierra, penetrando por el polo norte, tema que en 1930, recrearía Edgar Rice Burroughs en su novela “Tarzán en el centro de la Tierra”. También en ese año escribe “Observations upon Experimental Philosophy [5] . Al año siguiente escribe una biografía de su esposo.

En 1668 escribe “Grounds of Natural Philosophy”, en el que aparte de explicar diferentes fenómenos naturales, apunta a la posibilidad de la existencia de oros mundos.

            A partir de 1670, como su salud se deterioraba [6] , se retiró a las posesiones en el campo de su marido, en Welbeck Abbey, falleciendo de repente el 15 de diciembre de 1673, a los 50 años.

Por concesión real fue enterrada en la Abadía de Westminster.

 

NOTAS FINALES

[1] El matrimonio amplió su formación científica que se completó con la ayuda de su cuñado Charles Cavendish.

[2] Ella misma diseñaba su ropa.

[3] Decía: “ Las mujeres viven como murciélagos, trabajan como bestias y mueren como gusanos”.

[4] En él razonaba que “ si los átomos eran materia viva, deberán tener libre albedrío y libertad , y que por lo tanto serían incapaces de cooperar en la creación de organismos complejos”.

[5] En este trabajo, afirmaba que el microscopio distorsionaba la naturaleza, llevando a  conclusiones erróneas.

[6] Al parecer desde niña se había acostumbrado a automedicarse.