ENSEÑANZA DE LA FÍSICA Y LA QUÍMICA

sección: PERSONAJES OLVIDADOS DE LA FÍSICA Y LA QUÍMICA
para imprimir(pdf)
volver a inicio

Agnés Pockels nació en Venecia , el 14 de febrero de 1862, donde su padre estaba destinado como oficial del ejército austriaco [1]   y donde enfermó de malaria. En 1871 la familia se asentó en Brunswick, en la Baja Sajonia, que ese mismo año entró a formar parte del II Reich alemán.

Una vez la familia asentada en Brunswick, Agnés se las ingenió para asistir al Instituto Municipal para Niñas mientras seguía ayudando en casa. En este colegio Agnes adquiriría “un entusiasta interés en las ciencias naturales, especialmente la física”. Cuando terminó sus estudios las universidades alemanas no admitían mujeres; cuando un poco más adelante sí lo hacían, sus padres no le permitieron matricularse [2] .

En parte por inclinación propia y capacidades innatas, en parte por la influencia de su hermana mayor, Friedrich Pockels terminó estudiando física. Fue a través de los textos de su hermano, que Agnes devoraba, incluidos los de doctorado, como adquirió los conocimientos que ansiaba.

Como se dedicaba totalmente a su profesión de ama de casa, pero en el fondo tenía el gusanillo de la experimentación, lo hizo con el agua de fregar platos [3] .

Agnes terminaría desarrollando un dispositivo que le permitía medir la tensión superficial de monocapas de sustancias hidrofóbicas (aceites y grasas) y anfipáticas (jabones y detergentes) y el tamaño de las moléculas. Consistía en un recipiente hecho a partir de una sartén de estaño (hojalata) con inserciones también de hojalata: una de las inserciones era fija, la otra, móvil, se usaba para comprimir una capa de jabón, por ejemplo, depositada sobre agua; las moléculas ocupan todo el espacio disponible, y se usa la inserción móvil para comprimir la capa; la presión necesaria, que cambia suavemente, se va registrando y llega un momento en que cambia bruscamente (el punto de Pockels), en ese momento las moléculas están en el máximo de compresión; sabiendo la superficie y el número de moléculas de jabón depositadas, sabes el área que ocupa una molécula. El dispositivo incorporaba una balanza con un disco de hojalata de 6 mm: determinando la fuerza necesaria para que el disco atraviese la monocapa se obtiene una medida de la tensión superficial. Con este dispositivo Agnes describió el comportamiento general de la tensión superficial con diferentes concentraciones de aceite y las cantidades de distintos aceites necesarias para constituir una monocapa de superficie conocida. Este instrumental se conoce como “Cubeta de Pockels”.

Convencida por su hermano, el 10 de enero de 1891,Agnés escribió una carta a Lord Rayleigh, especialista inglés en química de las superficies [4] . No solo le interesó sino que aparecería publicada en la revista Nature, ese mismo año, con el título “Surface Tension”.

  El método de Agnés para calcular la tensión superficial con su cubeta, permitirá a Langmuir  conseguir el Nobel de Química en 1932, que nunca la mencionará en sus trabajos.

 

 

Agnés Pockels, el ama de casa cuyo trabajo inspiró un Nobel de Química que ni siquiera la mencionó.

 

Agnés de niña

 

Carta a Lord Rayleigh

 

 

Todavía publicaría dos trabajos mas en Nature, en 1892 y 1894. También publicaría sus experiencias n la revista Naturwiessenschaftlichen Rundschau. Incluso después de la  muerte de su hermano en 1913 y de su madre al año siguiente, continuaría publicando. Después de la primera guerra mundial, solo publicaría en 1926 y en 1933, en esta caso sobre la adhesión en superficies sólidas.

 

Cubeta de Pockels

 

NOTAS FINALES


[1] Venecia perteneció a Austria hasta 1866

[2] Cuenta su hermano menorNada más graduarse escribió una carta a la universidad de Göttingen para solicitar su acceso a los estudios de Física, justo cuando empezaban a aceptar mujeres. Nuestra madre descubrió la misiva y la rompió en pedazos delante de mi hermana. Yo entonces aún era un niño, pero no olvidaré el llanto de Agnes en la habitación contigua mientras nuestra madre le repetía que el lugar de una mujer estaba en su hogar, y que era su deber y su destino cuidar de la familia”.

[3] Escribía su cuñada:” Lo que millones de mujeres ven todos los días sin placer ninguno y están ansiosas por tirar, esto es, el agua grasienta de fregar los platos, llevó a esta chica a hacer observaciones y en última instancia a la investigación científica”. Su hermano Friedrich, contaba: “Agnés siempre decía con una media sonrisa que su actividad favorita era fregar platos. Yo veía el agua ennegrecda y mugrienta no entendía que podía resultar atractivo, pero donde yo veía simplemente un líquido sucio y mugriento, ella veía un fenómeno físico asombroso

[4] Milord . Habiendo tenido conocimiento de las fructíferas investigaciones llevadas a cabo por uste, el año pasado sobre las poco conocidas propiedades de las superficies acuosas, he pensado que podría interesarle conocer mis propias observaciones seobre el asunto

 

 

 

Agnés con 70 años

 

Sólo después de cumplir los 70 años empezó a ser reconocida la importancia de su trabajo en su país natal. 1932 sería su año. La Universidad Politécnica de Brunswick le concedió un doctorado honoris causa, el primero concedido a una mujer, en ingeniería, como inventora del método cuantitativo para medir la tensión superficial .

Ese mismo año la Kolloid Gesellschaft le concede el premio Leonard (junto a Devaux). Finalmente, Wilhelm Ostwald publicaría un artículo en Kolloid Zeitschrift ponderando la importancia de su trabajo acompañado por una autobiografía de Agnes.

Agnes Pockels moriría el 21 de noviembre de 1935 en su hogar de Brunswick. El mundo la olvidaría poco después.

 

 

 

Agnés a principios del siglo XX

 

La joven ama de casa, Agnés