GRUPO HEUREMA. EDUCACIÓN SECUNDARIA

ENSEÑANZA DE LA FÍSICA Y LA QUÍMICA

sección: ORÍGENES
para imprimir(pdf)
volver a inicio

 

EL POTASIO: UN METAL CON NOMBRE DE MENAJE DEL HOGAR  

En 1806, Davy  había recibido el premio Napoleón, por sus trabajos sobre electricidad )En qué consistían dichos trabajos? Sencillamente en el estudio de los efectos de la corriente eléctrica sobre sustancias fundidas, sin necesidad de emplear agua, como se había hecho hasta aquel momento. Escogió una sustancia con un punto de fusión relativamente bajo, conocida comercialmente con el nombre de POTASA  (KOH). La calentó y cuando la parte externa del sólido estuvo medio derretida, la tocó con los bornes de una potente batería que previamente había construido. Al dar al interruptor escuchó crepitar la sustancia, viendo una especie de relámpago violeta. Repite la experiencia en mayor escala, tomando algunas precauciones vista la violencia de la reacción anterior. En sus memorias lo describe así: 

"Al dar corriente al circuito el sólido se derritió tanto en la parte superior donde estaba el terminal del hilo como en la base que reposaba en un disco de platino unido al polo negativo de la batería. Alrededor del hilo, por arriba, se escapa un gas burbujeando violentamente. En la superficie inmediata no se formaba gas pero aparecían pequeños botones con un brillo extremadamente metálico como el del mercurio. Algunos de los botones ardían inmediatamente de formarse explotando con una llama brillante. Otros quedaban sin brillo y después se cubrían de una película blanca que se formaba en la superficie. A temperatura ordinaria y sin aire, el producto metálico era un sólido blanco  y maleable con brillo de plata pulida y al contacto de unas pocas gotas de agua, la descompone con gran violencia. Se produce una explosión instantánea formándose una llama brillante". 

Esto ocurría el 6 de octubre de 1807; su hermano John, era testigo. Al nuevo metal producido le da Davy  el nombre de POTASSIUM, derivado de POTASA, producto extraído de las cenizas de plantas que se comercializó a partir del siglo XVI con el nombre alemán de POTTASCHE,  que deriva de las voces POTT [1] que significa aproximadamente olla, y ASCHE2, ceniza. Por lo tanto POTTASCHE, vendría a ser "cenizas en la olla", que nos indica totalmente su origen. Se obtenía a partir de cenizas vegetales muy higroscópicas que por ello, deberían guardarse en recipientes cerrados, como ollas.

 

Sin embargo la historia había comenzado mucho antes. Davy, que había nacido en Penzance, en las Cornualles, aquel lugar que aparece en los relatos antiguos como cuna del estaño, estudió la Química con el Tratado Elemental de Química de Lavoisier, y éste incluía a la potasa y a la sosa, no como elementos, sino como álcalis fijos imposibles de descomponer con los medios de la época, y cuyos radicales eran todavía desconocidos. Pues bien, Davy se propuso emplear los métodos de descomposición electroquímica que él mismo había introducido, al descubrimiento de dichos radicales. Desde 1801, se empeñó en buscar la materia inflamable de los álcalis fijos, materia que surgía en su descomposición electroquímica, pero lo que más le extrañaba cuando profundizaba en sus investigaciones era que dicha materia parecía de naturaleza metálica. La investigación alcanzó su punto álgido con el descubrimiento del potasio y posteriormente del  sodio.

 

El nombre de POTASSIUM sólo fue admitido y aplicado en Inglaterra, Francia y España. El profesor alemán Gilbert  propuso para el elemento, partiendo de un origen mucho más remoto, el nombre de KALIUM, latinización de la palabra árabe KALI, nombre empleado en el resto de los países, y que dió lugar al símbolo K. Curiosamente este elemento va a denominarse POTAS, en polaco, mientras que en serbocroata y en ruso, será KALIJ, y en sirio libanés GÅLE. Sin embargo en checoslovaco va a ser DRASL/K, derivado de la potasa DRASLO. En chino es el fonético KA, detrás del ideograma de roca.

 

La primera referencia del KALI, la tenemos en la obra de Abu Mansur Monafir, médico persa del siglo X d.C. que recoge los conocimientos farmacológicos de Grecia, India, Arabia y Persia, en la que al carbonato potásico lo denomina KALI, obteniéndolo a partir de cenizas vegetales. Kali  es una planta árabe que al ser quemada daba unas cenizas que extraídas con agua tenían unas propiedades características, de ahí que los cuerpos que presentaban dichas propiedades se llamaron ALKALINOS. Existen referencias todavía más antiguas de las cenizas vegetales, que aparecen en las tablas sumerias con el nombre de TE-GAZ, significando el prefijo TE, ceniza. Por lo tanto, las cenizas vegetales que más generalmente  fueron llamadas, por unos KALI y por otros POTTASCHE, eran originalmente la misma sustancia: carbonato potásico (K2CO3). Sin embargo, lo que empleó Davy  para obtener el metal era hidróxido potásico,  que se conoce comercialmente en la actualidad como POTASA.

 Existen  múltiples referencias anteriores al carbonato potásico. El pueblo hebreo lo conocía y usaba, extrayéndolo de las cenizas, y llamándolo Borit , empleándolo como artículo de limpieza ("La lejía del profeta Jeremías").

 

 

 

OTRO METAL CON NOMBRE Y SÍMBOLO DIFERENTE: EL SODIO (Na)

Las múltiples emociones que experimentó Davy  con el descubrimiento del POTASSIUM, hicieron tanta mella en él que tuvo que estar en reposo en un hospital unas semanas. Tan pronto salió aplicó el mismo procedimiento a otro producto comercializado con el nombre inglés  e italiano de SODA, en francés SAUDE y SOSA en España. Sin embargo enseguida observó que su descomposición requería una corriente más intensa, o una mayor división de los trozos de sosa. Así obtiene igualmente unos botones metálicos de propiedades semejantes a las del potasio, pero por su diferente origen, llama al nuevo metal SODANUM3 y después junto con Gay Lussac, SODIUM, derivado de SODA, la materia prima empleada en la investigación.

Realmente la SODA o SOSA, tiene un origen mucho más antiguo. En principio derivaría del árabe SAUDA, que es un adjetivo con el significado de negro (la sosa pura cristalizada es blanca), que a su vez procede de las voces SAWNAD y SUWNAD usadas en Arabia, Palestina y Egipto para caracterizar ciertas plantas barrilleras, que forman residuos negruzcos. Precisamente dado que dichas plantas abundan en las marismas y desembocaduras de los ríos, encontramos el nombre de SOSA  referido a regiones, zonas y apellidos del levante español, de norte a sur. En griego está atestiguado dicho término desde el año 1300, como σόξα (SOXA) y por lo tanto hay que descartar este origen.

Gilbert , al igual que con el POTASIO, había encontrado un nombre relacionado con el producto pero con origen todavía más remoto. Así lo denomina NATRONIUM, que Berzelius  abrevia hasta NATRIUM que generará su símbolo actual: Na. Así en los países de influencia anglo-francesa se denominará SODIUM, (francés, inglés), SODIO (español, italiano, portugués), SODIWM (galés), mientras que en los de influencia germánica, NATRIUM (alemán, holandés, danés, griego). Por eso es SÓD y SODIK, en polaco y checoslovaco respectivamente, mientras que NATRIJ, en serbocroata y ruso. En chino, siguen la ruta alemana, y lo representan con el fonético NA, anteponiéndole el símbolo de roca.

El origen del NATRONIUM, se remonta al antiguo Egipto. Allí existía un mineral que se conocía con el nombre de NTR, que era una mezcla de carbonato e hidrógeno carbonato sódico. En las tablas sumerias aparece como NE. Así también la conocieron los hebreos, traduciéndose por NETER. De ahí pasó a NATRON y TRONA  y así, ya en la XVIII dinastía se empleaba NATRON  para confeccionar los vidrios encontrados en las excavaciones de Tell-el-Amarna, datados del 1570 a.C. El pueblo hebreo conocía el carbonato sódico que extraía de las cenizas de plantas marinas, con el nombre de NETER  ($ ; v ), este nombre indicaba que hacía hervir, producía efervescencia, reacción que experimentaba con el YINE  ácido (vinagre). Así existe una referencia bíblica en un pasaje de Salomón en el que menciona que "Los cánticos ante un mal corazón se mitigan como el vinagre con el NETER@ (primera referencia a una neutralización). En la obra de Abu Mansur, se hace referencia al carbonato sódico con el nombre de NATRUM. Por lo tanto el símbolo Na parece derivarse de una transformación NTR - NETER - NATRON/TRONA - NATRONIUM - NATRIUM, que duró 3500 años, aunque con el error  básico de que el producto que daba ese nombre no fue el empleado por Davy para obtener el metal. Este mismo natrón es el origen del término nitro que produjo el nombre del NITRÓGENO.

El sistema de obtener el natron o la trona, hace que este nombre se emplease antiguamente para todas las cenizas tanto de plantas marinas como terrestres, y así existió una denominación común para los carbonatos de sodio y de potasio, lo cual realmente no se distinguió hasta los trabajos de Geoffroy  y Duhamel  en 1736. Aparentemente todos eran cenizas de plantas, y de ellas salían la sosa y la potasa, entonces )cómo y cuándo se distinguieron ambos álcalis? En 1683, J.Bohm, al tratarlos con acqua regis, observó que los cristales obtenidos a partir de unas cenizas (plantas marinas), eran diferentes a las de otras. Las primeras daban lugar a lo que llamó salitre cúbico, que más tarde proporcionaría la sosa, mientras que el salitre común generaría  la potasa. Por eso, veinte años después, Stahl  distinguiría entre álcalis  naturales (sosa) y artificiales (potasa). Duhamel, toda una vida dedicada a experimentos agrícolas en la granja que poseía, es el que crea el procedimiento para preparar sosa a  partir de sal marina, confirmando así que aquélla no era más que "la verdadera base de la sal marina". En su granja de Denainville, cultivaba la planta generalmente usada para la manufactura de la sosa (Salsola kali), y demuestra que en las cenizas obtenidas en el primer año de la planta después del tratamiento, predominaba el álcali mineral, mientras que después, lo más abundante era el álcali vegetal, hasta llegar un momento en que la sosa  prácticamente desaparecía. Con lo cual daba la explicación de la aparición de ambos productos en las cenizas de las plantas. 

La soda inglesa que tomó Davy como materia prima, se empleaba desde la época romana en forma de cenizas como remedio e incluso para fabricar vidrio, sin embargo ya en esa época se vió que mezclándola con lima (hidróxido cálcico), se obtenía otro producto con efecto cáusticos, y que por eso se llamó sosa cáustica, que fue lo que empleó Davy.



[1] La voz Pott no es solamente alemana, sino que aparece en antiguo inglés, en viejo noruego (Pottr), en danés (Potte), en lituano (puodas) e incluso en francés (pot) y en español (pote),  de la que derivan los tradicionales puchero y potaje. Parecen proceder  de la raíz indoeuropea *budnom, con las alteraciones y modificaciones que tuvieron lugar en su propagación. 

 

2 La voz Asche,  que ya aparece en gótico (azgo), en viejo noruego (aska) y en viejo inglés (asce), tiene el mismo origen que el latino arere (muy seco), que dará el español árido y arder. Todas ellas, así  como  el griego axo (ξω), derivan del sánscrito asa y del tocario asar, con el mismo significado, procedentes de la raíz indoeuropea *as, arder.

3 Real y cronológicamente, el 6/11/1807, una vez aislados los elementos por electrólisis, Davy  los nombra respectivamente como POTAGEN y SODAGEN, por ser generados a partir de la potasa y la soda respectivamente. Sólo el 19/11/1807, es cuando definitivamente fija los nombres de POTASIUM y SODIUM.